Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/11036/2143
Title: Relación entre el pH del licor ruminal y el pH de las heces en ganado lechero con tres niveles de suplementación
Authors: Lagos B., Mario D.
Vélez, Miguel
Hincapié, John
Keywords: Acidosis
Cetosis
Concentrado
Forraje
Ruminocéntesis
Issue Date: 2004
Publisher: Zamorano: Escuela Agrícola Panamericana, 2014
Abstract: Lagos Blanco, M.D. 2004. Relación entre el pH del licor ruminal y el pH de las heces en ganado lechero con tres niveles de suplementación. Proyecto Especial de Ingeniero Agrónomo en Ciencia y Producción Agropecuaria, E.A.P., El Zamorano, Honduras. 10 p. El pH del licor ruminal es el indicador más preciso del grado de acidosis en vacas lecheras, sin embargo, la técnica además de ser costosa, requiere de un buen dominio, por lo que pruebas como la medición del pH de las heces de las vacas podrían resultar más prácticas y económicas. El objetivo del estudio fue determinar si existe una relación entre el pH del licor ruminal y el pH de las heces en vacas lecheras y determinar si el pH de las heces puede servir como un buen indicador de acidosis ruminal y cetosis. Se utilizaron treinta vacas divididas en tres grupos (diez vacas por grupo): recién paridas, alta y media producción, cada uno con un diferente nivel de suplementación. Se tomaron tres muestras de licor ruminal y de heces para cada grupo y se midió el pH de las mismas inmediatamente después de haber sido recolectadas. En las recién paridas para la determinación de cetosis se midió la concentración de acetoacetato en la leche (μmol de acetoacetato/L) mediante una prueba rosada de cetonas. La correlación encontrada entre el pH del licor ruminal y el pH de las heces fue baja (r=0.22+) y el grupo que tuvo el menor pH en el licor ruminal como en las heces, 6.19 y 5.93 respectivamente, fue el de recién paridas estando este valor dentro del rango que garantiza una buena salud ruminal. La cetosis subclínica fue la que más se presentó en las vacas analizadas. El menor pH encontrado en las recién paridas se puede atribuir a la baja relación forraje:concentrado (39:61) suministrado en la dieta. La incidencia de cetosis subclínica se puede atribuir a los bajos niveles de energía de la dieta suministrada. El pH de las heces no es un indicador práctico del grado de acidosis ruminal y de cetosis en vacas lecheras.
Description: 10 p.
URI: http://hdl.handle.net/11036/2143
Appears in Collections:PEG-CPA

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
CPA-2004-T027pdf285.68 kBAdobe PDFView/Open


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons