Estudio florístico-estructural de una comunidad vegetal madura en el Macizo Montañoso Apagüiz-Apapuerta, El Paraíso, Honduras

Imagen en miniatura
Fecha
2007
Autores
Fraatz, Roy
Montúfar, Carlos
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor
Zamorano: Escuela Agrícola Panamericana-2012
Resumen
Fraatz, Roy; Montúfar, Carlos. 2007. Estudio florístico-estructural de una comunidad vegetal madura en el Macizo Montañoso Apagüiz-Apapuerta, El Paraíso, Honduras. Proyecto especial del programa de Ingeniero en Desarrollo Socioeconómico y Ambiente, Zamorano, Honduras. 49p. En los últimos años se observa que gran cantidad de áreas forestales de bosques primarios en Latinoamérica comienzan a ser bosques secundarios. Ello obedece principalmente a malas prácticas agrícolas o por que voluntariamente se trata de buscar la diversificación de la producción. Estos bosques secundarios se caracterizan por presentar cambios paulatinos en su composición y estructura. Los bosques cumplen una función importante en la regulación del ciclo hidrológico y están siendo sometidos a una destrucción sistemática; además son unos de los depósitos más importantes de biodiversidad terrestre. La biodiversidad forestal es necesaria para que las especies puedan seguir adaptándose a las condiciones ambientales que evolucionan dinámicamente, para mantener el potencial de mejoramiento a fin de satisfacer las necesidades humanas y los cambiantes requisitos de calidad para su utilización final por el hombre, así como para mantener las funciones del ecosistema. Tanto las especies tradicionales como las no tradicionales, tienen baja densidad en los boques naturales, por lo tanto, este estudio tiene como objetivo mejorar el conocimiento sobre aspectos ecológicos y silvícolas de comunidades vegetales maduras. El presente estudio se llevó a cabo en la comunidad vegetal madura del bosque latifoliado en el Macizo Montañoso Apagüiz-Apapuerta. El área de muestreo fue una parcela rectangular de dos hectáreas, en la cual se encontraron 38 especies diferentes las cuales quedaron representadas principalmente por las familias Fagaceae, Lauraceae, Melastomataceae, Bombacaceae, Tiliaceae, Meliaceae y Araliaceae. Las seis especies principales suman un IVI de 63% del total de la comunidad vegetal. Esto significa que el Índice de Valor de Importancia se encuentra concentrado en un número reducido de especies que poseen un alto peso ecológico. Las especies con mayor IVI fueron Quercus insignis, Quararibea funebris subsp. nicaragüensis, Persea americana, Licaria capitata, Trophis mexicana y Pouteria campechiana. Las especies más abundantes fueron Quararibea funebris subsp. nicaragüensis, Quercus insignis y Trophis mexicana. Las especies más dominantes fueron Quercus insignis, Licaria capitata y Pouteria campechiana. Las especies más frecuentes fueron Quercus insignis, Quararibea funebris y Persea americana. El número de individuos muestreados con DAP mayor a cinco centímetros fueron 303 árboles, obteniendo un área basal de 21.47 m2/ha. Los individuos con mayor altura (40 m) y mayor DAP (271 cm) pertenecen a la especie Quercus insignis.
Descripción
49 p.
Palabras clave
Bosque maduro, Gremios ecológicos, Dominancia, Abundancia, Frecuencia, IVI, DAP, Altura del árbol, Área basal, Cociente de mezcla, Curva área-especies, Distribución por clases diamétricas, Distribución por clases de altura
Citación