Planificación estratégica de la educación agrícola

Imagen en miniatura
Fecha
1998
Autores
Olinger, Glauco
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor
Zamorano: Escuela Agrícola Panamericana, 2015.
Resumen
Las instituciones de educación agrícola tienen la responsabilidad de formar profesionales para atender las demandas de los productores rurales, sean pequeños, medianos o grandes; las demandas de los empleadores y de si mismos como autónomos y, al final, de la sociedad, la cual espera una actuación efectiva de ellos en favor del desarrollo rural y una disminución de los problemas de los centros urbanos vinculados a la producción agropecuaria. La mayoría de las escuelas agrícolas de Latinoamérica no responden a las responsabilidades reclamadas. Las posibilidades de absorción de los egresados de las escuelas agrícolas por los servicios gubernamentales están prácticamente agotadas, las oportunidades de empleo son cada vez más escasas y los empleadores cada vez más exigentes. Por eso, es imprescindible un cambio en la educación agrícola hacia la formación de profesionales portadores de los conocimientos exigidos por una agricultura planetaria competitiva en calidad y costos, equidad y sostenibilidad; que estén dispuestos y aptos para trabajar, en la condición de autónomos, en las agencias no gubernamentales y otras fuentes privadas de empleo. Para alcanzar estos propósitos es indispensable una nueva planificación en la enseñanza agrícola la cual requiere algunos cambios inmediatos en: 1) La mentalidad de los maestros y su necesaria capacitación inicial en pedagogía; 2) La composición de los "currícula" y contenidos de las disciplinas para adecuarlos a la realidad del medio rural y a las demandas de los pequeños, medianos y grandes productores, de los empleadores en general y de la sociedad; 3) La composición de los órganos colegiados de las instituciones de enseñanza agrícola donde se requiere la representación de los productores, empleadores y profesionales exitosos en la vida fuera de las escuelas; 4) Los equipos de las escuelas, principalmente en las unidades didácticas del campo, las cuales deben atender la realidad que enfrentan los productores; 5) Las líneas de investigación y en los métodos de extensión, los cuales deberán optar por acciones constructivistas.
Descripción
8 p.
Palabras clave
Planificación estratégica, Educación Agrícola
Citación
Colecciones